Helado

No se puede ver en la imagen, pero en la esquina de la derecha de la Fontana hay una heladería cuyo dueño se llama Antonio. La primera vez que estuve allí fue una noche infame de paseos por Roma hace casi cinco años, y fuimos los dos profesores (Agustín y José Ramón) y yo. Recuerdo que pedí un helado de frambuesa. Estuvimos hablando largo y tendido con el dueño: por qué estábamos allí, de dónde éramos… Al rato salimos a ver de nuevo el gentío de la Fontana, a pedir los tres deseos y a seguir paseando. El año pasado, al volver por tercera vez a la misma heladería… iba con la gente de clase, y les pedí que me esperaran fuera. Entré, pedí un helado de frambuesa, y le dije al dueño: hace cuatro años estuve aquí y pedí el mismo helado, Antonio. Y el dueño me sonrió y me dijo (en italiano): me alegra verte de nuevo, chica de Guadalajara. Salí de la heladería con la sonrisa en la boca y un helado de frambuesa en la mano. 

s60042352

Ayer hablaba con un amigo portugués fotógrafo sobre las imágenes que nos gustan, el porqué. Yo tengo una imagen que me gusta, pero no por su técnica —de la que carece— ni siquiera por la calidad. La hice el año pasado en uno de esos viajes de carrera, en Roma. La Fontana di Trevi ha sido inmortalizada probablemente mucho mejor, pero a mí me gusta ésta y punto. Por eso la pongo aquí.

Raúl, ésta es. Es la canción que asocio al primer viaje a Roma… La escuché durante casi todo el viaje (por influencia ajena)… gran descubrimiento el del “Pozo de Arán”. Nostalgia y añoranza por volver…

Anuncios

~ por Amelia Edwards en diciembre 4, 2008.

5 comentarios to “Helado”

  1. Una bonita historia. Para mi la música resulta más evocadora que la imagen. Los momentos que más poderosamente han quedado grabados en mi (pobre) memoria están asociados a una canción.
    En marzo voy a Roma, a ver si me dices el nombre de la heladeria, aunque yo no elegiré frambuesa.

  2. Yo también asocio imágenes a sonidos/canciones… incluso olores. De eso se componen los recuerdos de nuestras (pobres) memorias. Actualizo el post y añado la canción que evoca ese momento.
    Deberías elegir el de frambuesa, está verdaderamente delicioso.

  3. Una bonita canción y una bonita coincidencia: ayer la escuché en el coche de camino a la facultad. La solista se llama Anabella, es portuguesa y yo tuve el placer de escucharla cantar un fado, a capella, en un concierto de Carlos Núñez. Tiene una voz magnífica, me pregunto que habrá sido de ella…

  4. Yo bajé a tomar café escuchándola…¡qué casualidad esto de la conexión mental! Como buena vasca (de nacimiento, jejeje), me ha picado la curiosidad y el reto de encontrar información de Anabela… y aunque la Wikipedia no es santo de mi devoción, aquí aparecen sus últimos pasos. http://pt.wikipedia.org/wiki/Anabela
    (Curiosa la comunicación vía wordpress…)

  5. Me ha encantado la historia. Yo nunca he estado en Italia, y tengo unas ganas… Un beso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: