Nubes de manzana

Anoche íbamos a salir I., M. y yo a hacer fotos a la luna, porque a ninguno de los tres nos apetecía meternos en un bar a tomar unas copas… Simplemente, dar una vuelta por las montañas cercanas a la aldea, y hacer fotos. M. anda chungo de la garganta, así que era un plan precario, e I. dijo que no quería invertir su mini-sueldo en alcohol. Yo, por mi parte, tampoco estaba por socializar en ambientes festivos. Eso sí, mi cámara se quedó en Madrid (y la LOMO también, vaya mala suerte).

* Nota mental: llevar siempre el medio kilo pegado a mi cuerpo, nunca se sabe cuándo voy a convertirme en una Kappa.

Así que se habló de salir hoy a hacer una ruta por la naturaleza seguntina, con las bicis, a lo Verano Azul, y la cámara.

Fail. M. le había dicho a sus hermanas de que cogieran sus dos bicis, para salir ellas. I. no nos da señales de vida, creo que está dormitando aún como las marmotas (dios, son las 12.46 ya…). Eso sí, yo he dicho que en mi garaje hay disponibles unas 8 bicicletas (dos de ellas, Monty, de las de hacer piruetas), y M. está de acuerdo con el plan. Plan que se iba a realizar a las 10.00, para el cual he madrugado. Y no, I. no nos ha contestado aún. Así que plan B abortado de nuevo.

* Nota mental: dios, qué odio de gente… ¡así no se puede descansar un finde aldeano!

Así que mi madre, después de mostrarme sus nuevos cultivos en el jardín y poner a prueba mis conocimientos olfativos (“distingue estos ramilletes, a ver si sabes qué son…” *), he decido ayudarle en la cocina, y mejorar mis pobres conocimientos culinarios.

* Nota mental: joer, vaya ful, cómo se parecen el apio, el orégano y el perejil cuando no está aún muy crecidito. Me he sentido estúpida.

La verdad es que la admiro. Y a mi hermanito también. A los dos se les da genial la cocina, pero yo me siento como un ogro en medio de una tienda de cristales. Nunca me ha dado por meterme entre fogones como las brujas de cuent, y la verdad, me encantaría. Más que nada porque ya es momento de pasar del “Nivel 1 de supervivencia básica”. Hoy tocaban nubes de manzana que, por cierto, están COJONUDAS. Os dejo la receta, de vosotros tres (o al menos, los últimos comentaristas oficiales), sé de uno que lo mismo la pone en práctica. Otro esperará a que ese uno la haga. El tercero, lo mismo está muy ocupado matando bichos con la P3.

Hasta para mí, que soy nula en la cocina, ha sido fácil prepararlas (bajo la atenta mirada de mamá). Hoy estoy orgullosa de mí.

NUBES DE MANZANA (modo Claudia)

Ingredientes (además de mucho amor):

  • 80 gramos de azúcar
  • 1 sobre (80 gramos) de vainilla azucarada
  • 2 huevos
  • 100 gramos de margarina [mejor mantequilla] a temperatura ambiente
  • 260 gramos de harina
  • 8 gramos de levadura (Royal)
  • 3 manzanas peladas, cortadas en trozos sin corazón
  • Azúcar glassé (para espolvorear, evidentemente, viciosillos)

 

Preparación:

  • Batir los huevos con el azúcar y la vainilla, agregar la margarina y después, la harina con la levadura.
  • Agregar las manzanas a la mezcla.
  • Con dos cucharas soperas formar nubes (montoncitos de la masa) y colocarlas en una bandeja forrada con papel especial para horno.
  • Hornear a 200 grados durante 10 minutos (aproximadamente) con calor arriba y abajo.
  • Dejar enfriar y espolvorear los con azúcar glassé.

 

Quedan, por tanto, inauguradas las publicaciones culinarias en este santo blog. Ya habrá más, voy a ponerme como una foca con las nubes. ¡Besos!

Anuncios

~ por Amelia Edwards en marzo 20, 2011.

8 comentarios to “Nubes de manzana”

  1. No sé si estaré matando bichos o tocando a Lucifer, pero desde luego no pienso hacer nubes de manzana por dos razones:

    – No me gustan los dulces.
    – Paso como de comer mierda.

  2. Pues yo es posible que pruebe. Ahora mismo estoy haciendo pan, la repostería es sólo el paso siguiente. Y la receta parece fácil hasta para mí…

  3. Pues yo paso. Trabajo en una cocina. Paso de cocinas. La próxima vez que vaya a tu barrio y me venga la migraña, pues ya me lo dará tu madre.

    Con respecto a la entrada anterior, lo hice desde el pc de Vancorral por lo que salía su nombre.

  4. Vaya dos bordes (Nico y Kale). Corral está subiendo puntos en la lista, vosotros mismos. Pero las nubes están COJONUDAS. Mi mami ha experimentado nuevas tartas (la de zanahoria, sobre todo), para el kender. Así que, Kale, si vienes de nuevo a la aldea, degustarás los postres nuevos. ¡Y el horno de leña portugués que han puesto en el jardín, con una barbacoa! ¡Si vieras las pizzas y los asados que salen de ese horno tradicional! ¡Más migrañas te darían por tierras seguntinas y menos por tu barrio!

  5. Como que borde?…. si no me gustan los dulces, no me gustan los dulces, carajo. Y menos de manzana, ya podían llevar chocolate en lugar de ajquerosa fruta mohosa. I said…..

  6. Hombre… lo de “paso como de comer mierda”, en fin…
    Está visto que las margaritas no son para el paladar de los cerdos…

  7. Pizza…. ummmm….

    Si yo, comer dulce, lo que es comer dulce, puedo comer a todas horas; pero no cocinarlo. Y pizza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: