¿Y si olvidas una contraseña, qué?

He invertido alrededor de sesenta días en meditar si esto debía ser cerrado para siempre, si volvería al blog, o si escribir una entrada como si no hubiera pasado nada, aquí todos felices y contentos. [Creo que el hecho de prohibirme a mí misma escribir hizo que se convirtiera en una necesidad]. Invertí alrededor de cuatro minutos y medio en crear una cuenta nueva, hacer un primer post chorra de bienvenida, poner un título y buscar un nombre (ésta era la parte difícil). Ahora mismo, no recuerdo ni el título ni el nombre (no, el nombre sí, también era Amelia allí), y lo peor de todo: he olvidado la contraseña.

Y hay algo más grave aún: sé que lo he hecho a propósito.  Lo he hecho —sí, sí, olvidar la contraseña del otro blog— para volver a éste, y quizás ahora mismo no soy yo la que escribe estas palabras sino mi subconsciente, que está enterado de todo y decide más cosas que yo, a fin de cuentas. He olvidado la contraseña porque no es la que siempre empleo para los trámites telemáticos. Era nueva, distinta, con combinaciones, extraña, y sobre todo, difícil. Era difícil porque tampoco era una contraseña para ser usada continuamente, de manera definitiva.

Ésta es diferente. La conocería incluso después de un ataque bélico, una temporada en un sanatorio francés, y cierta amnesia temporal. La recordaría porque he crecido con ella. Era mi nombre en clave. Era una firma. Era un recuerdo. Era un dibujo.

Me pueden más las ganas de volver a este blog que de escribir para completos desconocidos. A fin de cuentas, “escribo para desconocidos como vosotros”. Poco sé de vuestras vidas salvo detalles inconexos que me han contado, o que me habéis contado vosotros, o que he acabado viviendo con vosotros, o cualquier otra opción informativa. Me pueden más las ganas de contaros a vosotros lo que pienso que de explicárselo a desconocidos, que vuelven a estar de nuevo en el vórtice de “futuros conocidos” según pasa el tiempo.

Prefiero contaros a vosotros que un máster y una carrera, en conjunto, minan energía, pero que poco a poco sé de qué va todo ello, me voy enterando cada vez más, yo solita, y eso me llena de orgullo… Deciros que, irónicamente, aunque leo un blog de libros, y alguna vez los videojuegos también reseñan material bibliográfico, sigo sin tema para el TFM, precisamente de Patrimonio Bibliográfico, a menos de un mes para hacerlo oficial (previo pago de las tasas de Secretaría). Os contaría que ahora estoy muy bien tras un reset personal e intransferible, aunque no todos los días son de vino y rosas, al menos me gustan más que hace tiempo… También diría que tengo proyectos laborales en mente, que quiero volver a dibujar, que me apetece leer de nuevo novelas, que la muñeca ya no duele tanto (el ganglión y yo somos amigos) y que tengo que volver a salir a correr cerca de casa…

Os lo diría porque he olvidado la contraseña del otro lugar. Porque me apetece mucho más volver a éste, a las charlas en petit comité. Tengo aquí las semillas plantadas, han germinado, y si no cuido y riego todo esto, se me va al carajo el vergel. Prefiero volver a mi bosque particular y que les parta un rayo a los “nuevos”. A fin de cuentas, no nos hemos encariñado aún, dejarlos en la próxima gasolinera será sencillo.

Quizás sean motivos suficientes para volver por estos lares, familia, volver a casa…

.

Anuncios

~ por Amelia Edwards en noviembre 12, 2011.

5 comentarios to “¿Y si olvidas una contraseña, qué?”

  1. Bienvenida de vuelta. Yo estoy de acuerdo contigo, salvo algún exceso ocasional, prefiero un ambiente un poco más “íntimo” para esta cosa de los blogs.
    Este será un canal adecuado para un poco más de información acerca de esa cosa de Patrimonio Bibliográfico, suena bastante bien.

  2. Vaya, nos solapamos casi. Acabo de leer un artículo interesante (interesantísimo) en El País sobre la toma de decisiones, y explica precisamente eso: es el subconsciente el que las toma, y 300 milisegundos después, la consciencia se adueña de la idea. Es decir, conscientemente sólo somos meros observadores de las decisiones de nuestro subconsciente, no “pinchamos ni cortamos” nada.
    Anonadada me he quedado, anoche parece que no iba muy desencaminada en mis teoría sobre “quién manda ahí arriba”. Os dejo el artículo, muy recomendada su lectura (aunque es de ciencias, lo sé):
    http://www.elpais.com/articulo/portada/Controlamos/Vidas/elpepusoceps/20111113elpepspor_7/Tes

  3. Un artículo estupendo. Me pregunto si un tipo tan obsesionado con el control como yo será capaz de sacar alguna lección provechosa. O si mi subconsciente me permitirá obtenerla, quiero decir. También he de pensar que yo no he decidido escribir este comentario, sino que ha sido mi cerebro sin consultarme. ¡Qué lío!
    Por otro lado, hace mucho tiempo que no escucho a Carlos Núñez. Y pensar que un día le envié un mail para decirle que no se avergonzara de ser medio calvo…

  4. Jejejeje! Me alegra que hayas vuelto. A mí, la experiencia me dice que lo mejor es leer y ser leídos por amigos (aunque sean “casi” virtuales, como tú y yo XD).
    Decir que yo no tomo decisiones, actúo como un tonto y luego pasa lo que pasa, claro…. =P

  5. Pues yo estoy luchando para que http://www.mipoesia.net consiga más visitantes nuevos cada día. He pasado en dos semanas de tener diez visitas diarias, como mucho, a una media de veinticinco lectores, y casi todos desconocidos. Y eso me llena de una satisfacción personal notable: una lectura, al menos, desde cada una de las comunidades autónomas españolas; y visitas de países tan extraños como Rusia, Brasil, Alemania, Argelia, Líbano, Hungría, Pakistan, Suecia, Eslovaquia u Holanda (quito Mauricio porque sería trampa). En total, cuarenta países. Y cada vez que veo uno nuevo tengo algo parecido a un orgasmo… o eso creo recordar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: