Procrastinando, pero poco

… que es gerundio. Por actualizar un poco esto, que se me mueren las plantas si no las riego… A dos exámenes y un trabajo/códice cosido de hacer y entregar de la libertad… hasta septiembre, que vuelvo a tener otra tanda. Pospongo el TFM al año que viene (lo digo porque cuando informe al director del TFM me arrancará la cabeza), porque puede que padezca muerte cerebral en breve, pero haciendo balance, sacar 22 de 25 no está nada mal. Sólo la Víbora me ha puesto un 7’3 (injusto, pero bueno, menos da una piedra), todo lo demás parte de 8, muchos 9’5s, hasta los 10s.
De hecho, las últimas noticias de notas que he tenido han sido de MH y 9’5… lo que le alegra a una el día (mucho). Este año ando coleccionando matrículas, cosa que me llena de orgullo y satisfacción, y a los que me rodean también. El otro día, en una de las correcciones (la de la Matrícula), fui a agradecer la nota al profesor (de hecho, creía que la que hizo la pelota todo el curso se la llevaría, aún me debe estar odiando…): “no, no, es justa la nota… hacía tiempo que no veía trabajos tan brillantes, no podía ponerte menos”. Ay, pero qué majo el hombre de Ética…

Además, en breve playa (como quien dijera montaña o desierto), que significa breve descanso entre curso de verano, agosto, y exámenes. Con compañía inmejorable, por supuesto. Es fácil acostumbrarse a dormir abrazada.

Y con un nuevo libro cargado en el Kindle… Signatura 400. No voy a hacer una reseña ahora, ni tampoco hablaré de ello, más que nada porque tengo opiniones dispares, incluso antes de leerlo. Creo que lo han escrito para una persona como yo (ego activado): bibliotecaria de Geografía e Historia, pobrecilla, aburrida entre CDU, clasificación Dewey, e incluso un vagabundo, que se cuela en los depósitos. Un monólogo en toda regla (creo que no aparece nadie más). La prosa es mediocre, por lo que he hojeado, pero bueno, es para volver a activar las lecturas de persona normal en mi vida.

Que tanto a uno le vaya bien en su examen, a su madre la den de alta, como al otro se lo pase pipa en su curro nuclear. A los demás, que se pronuncien, para que queden registrados mis parabienes. A los que no (como el spammero, que ha desaparecido), nada.

Entrada hellokitty, de las que le gustan al sr. Nicolás.

P.D. Sí, la canción es de nenas… ¿pasa algo? Es que no sé cómo narices llegué a ella, y me gustó (y eso que ando en modo sibarita… vale, sobre todo el estribillo). Tiene una voz potente la chavala, y es mi tocaya. Así que nada de meterse con ella. Dentro de unos años va a desbancar a unos cuantos. Además (jajaja, creo que por eso me cayó bien) se ha currado ella todos los instrumentos. Ay, si es que nos parecemos y todo…

Anuncios

~ por Amelia Edwards en junio 12, 2012.

2 comentarios to “Procrastinando, pero poco”

  1. ¡Empollona! ¡Aunque eso ya lo sabes! No, en serio, enhorabuena. Si alguien puede conseguir, en el fuuro, un trabajo bueno y que esté relacionado con las Humanidades, en general, con la que está cayendo, eres tú. Así que hala, a colocarte, y acordarte de los amigos…

  2. Hala, a colocarte…. =P

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: