Action/Réaction

Llevo más de una semana pensando en esta entrada, porque cuando ocurrió me apetecía contárselo a todo el mundo al momento. Y por A o por B, como suele ocurrir, quedó apartada… Exceso de tareas, cansancio, y que no se daba el momento perfecto…

No creo en que el Universo esté unido por pequeños hilos y funcione como una suerte de efecto mariposa —hay gente que sí—, pero lo cierto es que, desde que aprendí ciertas claves de uso vital [Nota: sí, es gracias un libro malamente ubicado en Autoayuda, pero que conforma la tesis de la autora, por lo que para mí es Psicología-Divulgación… sobre todo por el hecho de llevar citas bibliográficas anejas al final, lo que difiere de un libro de autoayuda común. Quería avisar de antemano, por los posibles prejuicios]… como iba diciendo, desde que aprendí que no es bueno autosabotearse siempre y que, realizando pequeños actos basados en experimentos útiles con grupos de personas distintas, uno puede ser más feliz y pensar en positivo (ahí es a donde iba yo), el mundo se ve de otro color.

¡Y de qué color! Como bien dice otro blogger, aporto sus palabras, “Sonja Lyubomirsky es Licenciada en Psicología por la Universidad de Harvard y Doctora en Psicología Social por Stanford, además de profesora en la Universidad de California y Premio Templeton de Psicología Positiva del 2002. De hecho, desde hace más de 20 años ha estado estudiando científicamente en qué consiste la felicidad y cómo desarrollarla. Por tanto, sus conclusiones no son intuiciones de libro de autoayuda sino que están soportadas por análisis empíricos rigurosos”. Efectivamente.

Adquirí el libro en la Casa del Libro de Goya las Navidades pasadas, mientras estaba esperando a Rober en la parada del E3, aunque hasta hace poco no me había puesto a leerlo (en serio). Hará apenas tres semanas pasé de la portadilla, y lo cierto es que, desde entonces, todo ha mejorado notablemente. Lo recomiendo de manera encarecida, básicamente porque aporta estrategias que te permiten aprovechar un potencial de felicidad (que es el fin último y más importante de todo ser humano: esto lo digo yo, no hace falta que me lo cuenten por escrito…) y entender que la constancia (en esos pequeños gestos) alarga de sobremanera la carga positiva de fábrica de cada uno.

Por tanto, parto de una lectura provechosa, algo de esfuerzo localizando ofertas de trabajo, y el uso de todas las herramientas a mi alcance. Hará una semana que ya sabía que tendría trabajo (¡y quería contarlo!): el martes entregué unos papeles que faltaban en la oficina de empleo de la Universidad, que gestiona becas y prácticas para los alumnos, por la tarde me llamaron para hacer una entrevista al día siguiente, el miércoles madrugué como una ceporra y me presenté vestida de señorita pija en las oficinas del barrio megaosea, y ese mismo día me llamaron por la tarde para confirmarme que estaba seleccionada, por lo que empezaba a trabajar este lunes (sí, esta semana).

Llegar y besar el santo, por supuesto. La celeridad de la UCM, increíble; la amabilidad de la Secretaría de la empresa para citarme al día siguiente, destacable; la entrevista extraña y exótica, a recordar (era mi primera entrevista, he de decir; y no me preguntaron casi nada relacionado con mi vida, sino que me pidieron información sobre los planes de estudio para los hijos de la subdirectora…); la llamada por la tarde confirmando las prácticas, sedante.

Así que he empezado a trabajar gestionando licencias de autores, presupuestos, revisando catálogos, para la empresa del sector (no, no es la SGAE, es parecido, jajaja…), de 9 a 14 (bueno, el horario me han dejado modificarlo un poco, entrando algunos días antes y saliendo otros más tarde, a fin de poder llegar a la Facultad a clase dos días), por el módico sueldo de 300 euros; durante 3 meses prorrogables a un año.

Ya, ya sé que pensaréis que es esclavitud firmada, y lo es, en cierta medida. Pero bueno, con preaviso nos dijeron que “trabajaríamos como cerdos” y que “rotaríamos en todas las funciones”: es agotador, muy estresante, y mentalmente muy exigente (siendo negativos), porque hacemos el trabajo de varios administrativos, pero bueno, es lo que hay… Siguiendo a la autora reciente, he decidido pensar en positivo. Necesitaba un contrato para otras cuestiones laborales serias, y ya lo tengo (¡y con rapidez!), con lo que soluciono con paños de agua tibia ciertos problemas que acuciaban. Es un lujo, por otra parte, que me enseñen a gestionar una base de datos específica de una institución cultural guay (en zona guay, también), a redactar las cartas-factura, gestionar los presupuestos, y revisar/vaciar los catálogos, haciendo inspección… ¡¡y que además me paguen!! Es experiencia y la necesito el día de mañana, así que por las mañanas, en vez de sentirme triste y cansada por madrugar tanto, correr de un lado a otro para llegar a clase luego, cenar y vuelta a comenzar, pienso que soy afortunada por poder emplear en algo interesante las mañanas que hasta hace poco dejaba que se volatilizaran. Además, mientras tanto, sigo buscando más cosas, porque con los pies en la tierra, esto tampoco durará una vida.

No será el mejor trabajo del mundo, pero algo es. Quizá le cambie el título al blog por el de “Diario de una becaria/precaria…”. [¡¡Espero de corazón que a los demás os vaya todo tan bien como a mí!!]. Action/réaction en toda regla, chavales.

Libro (muy) recomendable: LYUBOMIRSKY, Sonja, “La ciencia de la felicidad”,  BOOKS4POCKET, 2011.

Anuncios

~ por Amelia Edwards en octubre 11, 2012.

Una respuesta to “Action/Réaction”

  1. Vaya, me alegra verte tan…. alegre. Sorry por la tardanza en leer/comentar: estoy perro very much!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: